Para cualquier estrategia de marketing de contenido es necesario: entretenimiento, educación e inspiración.

Educación

Educar es una de las mejores fórmulas que existen para crear contenido de valor para tu audiencia. Pon tu esfuerzo en enséñales a hacer lo que quieren. Así de fácil. Observa como los contenidos más vistos y escuchados están relacionados con las formas de hacer una determinada tarea.

Interésate por saber qué es lo que demanda tu audiencia, ¿qué les interesa? ¿qué problemas tienen?

  • Investiga
  • Haz preguntas a tus seguidores de Facebook
  • Envía una encuesta por correo
  • Lanza encuestas en tu blog

Entretenimiento

Entretener es también contenido útil. El vídeo es el contenido que más entretiene. Muchas empresas utilizan este canal de comunicación para entretener e informar al mismo tiempo. O para educar mientras entretienen.

Inspiración

Hay marcas que inspiran. Crean contenidos motivadores que animan a realizar una acción determinada, aunque no sea directamente comprar uno de sus productos. En este tipo de contenidos siempre encontrarás una historia detrás.

El storytelling es un recurso muy potente para crear empatía y conseguir inspirar a tu audiencia. El marketing de contenidos tiene cuatro objetivos:

  1. Captación: Atraer visitas a tu web o tu blog.
  2. Conversión: Conseguir que ese tráfico que llegue a tu web se convierta en lead, dejando sus datos.
  3. Venta: Conseguir que esos leads se conviertan finalmente en clientes.
  4. Fidelización: Conseguir que tus clientes actuales, clientes potenciales (leads) o simplemente visitantes a tu web, hablen bien de tu marca, de tus productos o servicios.